jueves, 20 de octubre de 2005

Oh, yeah, wait a minute Mrs. Postman...

¡¡¡No me interesa la vida ajena!!!

Efectivamente, no me interesa...

En algunos casos, claro está.

Cuando se trata de un(a) buen amig@ lo puedo soportar, pero las confesiones inesperadas de gente con la que establezco relaciones puramente formales (trabajo, clientela, trámites).

Pero a veces se topa uno con cada cosa...

Te ha pasado ¿verdad? Estás volviendo a casa víctima total del estrés y lo que menos quieres hacer es hablar... ¡Zas! Te toca un taxista parlanchín, de esos que te cuentan cuántos hijos tienen, cuántas veces los han asaltado... Y uno se tiene que soplar toda la cháchara porque tienes miedo que sea el taxista violador o asaltante o las dos cosas juntas y te salaste.

A mí me ha pasado, varias veces, y una con sus buenos modales tiene que soplarse situaciones como esta:


Una vez tenía que mandar un sobre por correo. Por lo general mando mis cartas por el serpost que esta por la avenida Las Américas, me gusta porque es un local grande y bien ventilado. Bueno, aquel dia tenia que ir al centro a hacer un trámite y no fui a donde siempre porque me daba flojera, tenia que dar una vueltaza para regresar a la Av. México para tomar el carro al centro, así que opté por ir a la oficinita que esta en la misma avenida, de ahí podía tomar mi carro al toquee.
La cosa es que llego a la oficinita que está en el primer piso de los edificios de la urb. Matute. Toco y me abre la reja una tia con un montón de llaves, pucha, harta seguridad, a lo mejor le roban y la pobre estaba sola ahi todo el dia. Le digo que voy a enviar un sobre y se lo doy. ¡por poco me llama narca! me dice que tengo que dejar mi dni, nombre y toda la huevada porque hacía poco un narco había mandado coca en un sobre. Me lo cuenta con lujo de detalles y toda la cosa. Me hizo pasar tras el mostrador para ver mi dni, pesar el sobre y registrarlo. hasta ahí normal, hasta me pidió disculpas y yo toda amable le digo no se preocupe, porque es cierto, no me molesta, mientras no sean trámites absurdos y/o demorones no me molesta. Entonces la tía me pregunta, mientras sella mi sobre:
- ¿A dónde vas a ir para el día de los enamorados, mamita? - estábamos cerca del 14 de Febrero).
Y yo sonrío, me atraganto, vieja metiche, qué te importa:
- ah... no, voy a estar sola... sola nomás...
Y la tía: ay, pero no importa sal con las amigas pues, no seas tonta, para que te vas a buscar un hombre malo que te va a hacer sufrir... y yo pienso en por qué la gente tiende a ponerse tan familiar en un espacio tan pequeño (taxis, ascensore, oficinitas, etc).
Y la tía sigue ...como mi hija, que se ha ido de la casa, la primera vez se fue con el enamorado fíjate... no, por favor, que no me cuente sus intimidades... malo era ese hombre, ella llegaba doce una de la mañana, bien tarde la dejaba el enamorado... no me interesa, vieja, me importan un rábano tus problemas, y contengo las ganas de reírme (te lo juro me quería dar ataque de risa porque la pobre pensaba que por el simple y azaroso hecho de ser mujer yo iba a solidarizarme con ella)... ahora se ha ido por segunda vez yo por eso la maldigo a mi hija, la maldigo...
Aquí sí me dio miedo, porque si bien no lo dijo gritando sino con voz normal, sí lo dijo con énfasis y yo pensé uy, chuma, falta que esta tía sea una sicópata en potencia y yo tenga que pagar por sus frustaciones y amarguras, encima la puerta cerrada con llave, carajo... ya volverá, le digo para disimular... ahora se ha ido con su papá y la amante de su padre, ella tiene 21 y la amnte tiene 28... en este punto pongo gesto neutro y trato de parecer mujer-de-la-liga-solidaria-contra-los-hombres-malos pero no me sale, carajo, por qué siempre me cuentan este tipo de cosas ¿cara de qué tengo dime tú? el taxista, la tía esta, la secretaria, carajo, yo no estudio sicologia sino literatura.. y ahora quiere irse a estados unidos pero no le vana dar la visa, no le van a dar, ya van dos veces que ha pedido... y me entrega mi sobre. Gracias, le digo toda timidona y me dispongo a salir. a ti, hijita , me dice mientras me abre la puerta, suerte. suerte que me dejaste salir, vieja loca, pienso, con razón te dejo tu marido, seguro que la amante comprende a la hija mejor que tú. sé que suena cruel pero es cierto también que me desesperan las confesiones íntimas de un perfecto desconocido. En fin...

9 comentarios:

Fernando dijo...

Bueno, a veces dar uno o dos minutos de tu tiempo a alguien que necesita conversar no significa mucho para uno pero bastante para la otra persona.. suerte

Anónimo dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

regina_reinadecapitada dijo...

Es lamentable que haya mucha gente así, como la señora, con una inmensa soledad. No es la única. Y en eso tiene razón Fernando.

Sin embargo mi post deja traslucir que no suelo ser persona de tipo altruista en ciertos casos por mucho que me esfuerce, no voy a sentirme culpable por ello, porque la señora en cuestión demostraba una intolerancia enorme, como ya dije por algo la hija la habría abandonado.

Gracias por la opinión.

magaparafraseada dijo...

Me dio un ataque de risa con eso de: Yo la maldigo!

Hasta hice la entonación yo solita.

Pucha, si cuando te cuento mis dramas, ni caso me haces...

Què puede esperar el resto de mortales?

Cuìdate un verso, reginis.

Anónimo dijo...

jajajaja qe maleada

alvaro dijo...

jajaja.....
la custer en la que viajaba hizo una curva peligrosa, y ese fue motivo suficiente para que la tía que estaba a mi costado, me dijera: que en estos tiempos ya no son como antes, que lisura ¡¡¡, que estudias hijito, esfuerzate por tus papis, los valores, tienes enamorada, cuidate¡¡¡ a estad edad tener hijos no es muy bueno, bla bla bla, nunca estuve mas monosilábico , aja, sí, no, .. bajaaaaaaaaaaa.......
volveré hasta convertirme en un argollero más jaja...
nos estamos leyendo....

Anónimo dijo...

Niña, que eres buena, me has hecho reir con tus aventuras balconcillanas.

Flucito dijo...

Leo esto justo ahora que querí.... snif... contarte... snif... de... buuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaa

Flucito dijo...

Post 2: No me interesa tu drama.. por qué me lo tienes que contar.