sábado, 7 de abril de 2007

Dependencia

Quizás me veo ridícula con esos cables colgando por el cuerpo, pero aunque sólo debo usarlo unas horas prefiero quedarme conectada a él durante varios momentos del día, con los ojos cerrados y en laxa tranquilidad, aunque mi madre diga que puedo dañarme por el exceso. Suelo ver gente en la tienda, en la calle que, como yo, se exhiben con esos cables que les cuelgan. Y cada vez somos más, como los que usan muletas o anteojos. Ahí ves a la chica del bus de al lado, al señor que pasea el perrito; todos con la mirada perdida en un punto indefinible mientras ejecutamos leves movimientos rítmicos, la cabeza hecha un péndulo, sincronizados dentro de nuestro singular universo. No sé cual sea su particular batalla, pero en mi caso este aparato limpia mi cabeza y así consigo coordinar mi rostro para que interprete una sonrisa cuando llego al trabajo, para no tener labios fruncidos y que vean en ellos síntomas de agresividad; para no terminar con el cerebro carcomido, tranquilizantes y alimentación blanda.



Sé que hasta la mejor medicina puede crear dependencia, y no me importa. A veces he tenido que enfrentar los peores dolores en la madrugada, antes y durante el sueño, y sólo tengo que alargar la mano y conectarme al aparato, conectarme para desconectarme; y me duermo feliz, con cualquier melodía que es canto de sirena en la fortaleza del sueño inducido. Cada cual tiene su forma de conjurar el olvido y en mi caso, como el del señor del perrito, como el de la chica del bus; es aprovechar esos momentos en que mi interacción es nula y hacer de mi existencia una película con una propia y particular banda sonora interminable.



7 comentarios:

Elcantante dijo...

creo q somos parte de la hermandad de los cables, yo sin ellos no salgo ni a la reja de la puerta, porq un "por telefono no" más y mato a alguien...

Edad Sol dijo...

mare yo quieroo mi mp3 =(

the petite amie dijo...

yo no tengo mi walkman


estoy ahorrando para comprarme mi IPOD


es mi sueño peee dejame ser!


salu2 MUJER CALIENTE!

Inadecuada dijo...

Desde ayer a las 9 de la noche (hora aprroximada) tengo ese gran aparato negro de tecnologia china (?)que hace tiempo he deseado y ahora me hace feliz.

Pero no, no es un MP3

Flucito dijo...

Yo me iba a comprar uno, pero estoy comenzando a temerle a la dependencia.

Busy Bossy dijo...

a mi me gusta escuchar todo lo que pasa alrededor, aunque también me gustaría ser autista de combi eh

Susana P. dijo...

bonito relato y bonito blog...felicidades desde españa...