sábado, 5 de julio de 2008

Las tribulaciones de Regina Wilt

He configurado varios ringtones en mi celular para saber quién me está llamando y preparar la forma en que debo contestarle. Para los trabajos uso (I Can't Get No) Satisfaction. Lo elegí por la tonada suave, pero creo que mi subconsciente se me adelantó y le otorgó una inmejorable banda sonora a mis últimos días. Estos últimos días que se convierten en decisivos y pesados a la vez.

Hoy en la mañana sonó en mi cel (I Can't Get No) Satisfaction después de mucho, mucho tiempo.


Hay un personaje con el que empiezo a identificarme poderosamente. Lo he descubierto esta mañana. Y es horrible saberlo.


Lo que más enriquece a un libro, una película o una historia cualquiera es que el personaje tenga mil y un vicisitudes, no importa si el dilema existencial es la presencia de una compradora pesada que te demore la cola del supermercado o ser testigo de la Revolución Francesa. El caso es que al personaje (o personajes) DEBE pasarles algo (o mucho).


Te sientas a leer, ver o escuchar y sientes comodidad, en el fondo, porque sabes que no serás la víctima del estudiante asesino o del pelotón de fusilamiento.

Pero también pasa que uno lee, ve o escucha y se siente como delante de un espejo, mirándose la pelada cara, también las cicatrices, escuchando los golpes, los chillidos. Y dan ganas de decirle a quien escribe, habla o proyecta: Mierda, ¿tú me conoces no?

Es malo descubrir que eres un personaje, pero es peor descubrir que eres un personaje interesante. Encima, protagonista de la trama.

Los buenos personajes, los interesantes, están hechos para leerlos, verlos, analizarlos e incluso interpretarlos. Pero nadie quiere realmente vivirlos, hay que estar locos.
No por nada hay una maldición china que dice "Ojalá te toque vivir tiempos interesantes".

Me han llamado de El Gran Consorcio para que trabaje con ellos nuevamente. La noticia debería alegrarme sino fuera porque ya sé cómo se trabaja en el Gran Consorcio: pagan mal, te llaman de un día para otro, nunca te asesoran en nada y les encanta chantarte trabajo a último momento.

Es un gran dilema aceptar, no estamos para remilgos pero tampoco tan desesperados, o tal vez sí. Y estas circunstancias me han hecho identificarme con Henry Wilt, protagonista de el libro homónimo de Tom Sharpe.


Yo conocía ese libro de nombre. Pero me decidió a leerlo el que mi flamante jefe, el gran O., comentara acerca de la novela en una feria del libro.

- ¿Han leído Wilt? Trata de un profesor de literatura que odia su trabajo y se mete en enredos que...
- ¿Nuestra vida?
- Exacto.

Así que leí Wilt. Henry Wilt odia su trabajo, su casa, a su mujer, a sus alumnos y su vida. Enseña un curso parecido al que voy a enseñar, y tiene que soportar la indiferencia de plomeros y carpinteros que no quieren leer El señor de las moscas. Es acusado de cometer un crimen y se enreda con la aprensiva policía británica.

Presiento que si cedo en esta chamba, aunque sólo sea un poquito, agregaré otra estrambótica circunstancia a mi ya desopilante vida y me convertiré en Henry Wilt. No quiero, no quiero ser un personaje interesante. No quiero enseñar un curso que considero una farsa, no quiero mentirles a los alumnos y muchísimo menos quiero sonreírle a la gente de El Gran Consorcio, salvo O., que es al único que salvaría.

Siempre que Henry Wilt sacaba al perro a pasear o, para ser más precisos, cuando el perro le sacaba a él o, para ser exactos, cuando la señora Wilt les decía a ambos que se fuesen de casa para que ella pudiese hacer sus ejercicios de yoga, Henry siempre seguía la misma ruta. De hecho el perro seguía la ruta y Wilt seguía al perro. (Wilt, Tom Sharpe, Edic. Anagrama)

También tengo una perra, y no me hace caso.

27 comentarios:

MAP dijo...

Regia... Hazlo, sé un personaje...ta mare, estaba a punto de soltar un royo autoayuda-sodálite, pero me arrepentí a tiempo...

Si no hay otra cosa por ahora, acepta la chamba. Si una cosa buena tienen los trabajo es que siempre los puedes dejar.

Martín dijo...

Yo voy por la vida redactando mi biografía mentalmente. Y, como en los manuscritos de los libros, siempre hago correcciones, algunos borrones, me he visto obligado a cambiar el argumento un par de veces.
A mí sí me gusta ser un personaje, aunque a veces quisiera dejar de ser ESTE personaje.

Boomerangcita dijo...

Yo quiero saber cual es el ringtone que me corresponde Maestra Jedi xD !

reinadecapitada dijo...

Fácil.

"Sorry" de Madonna.


xD

Boomerangcita dijo...

¬¬


Vamos a comer helados que ya me voy !


xD !

gatoflojo! dijo...

Hey regina.
Es ciero que todos somos como personajes de novela. Como decía no me acuerdo dónde, muy pocas veces algunos de nosotros tenemos suerte y somos algo como un Hamlet o un Otelo luchando contra su destino. Pero la gran mayoría del tiempo somos sólo Tías de Carlitos jodiendo la pita por cualkier estupidez. No encuadres tu vida en una novela porque sientas que te identifica. Toma tus decisiones y en mitad del siguiente párrafo voltea hacia el autor y le dices: "señor escritor, hágame el favor de dejar de hincharme las pelotas (o los ovarios) que acá el que manda soy yo!" y ya. Si no tienes nada mejor por ahora, aprovéchalo y cuando consigas otra cosa, disfruta antes de quitarte de la deliciosa libertad de mandarlos a todos a la mierda =D

reinadecapitada dijo...

sí, micho, precisamente no quiero encasillarme en eso, por eso dije que los personajes interesantes son para leerlos, verlos, y hasta interpretarlos en esecna. JAMÁS para vivirlos.

prefiero ser una persona interesante que un personaje interesante.

reinadecapitada dijo...

y espero pronto mandar el gran consorcio a la mierda, directo y sin escalas

xD

Edadsol dijo...

tas cagada tia.

y sigue asombrandome la cantidad de coments cojudos que recibes

estas de moda

XD

pd. plata es plata aunque yo que tu me vuelvo narco

Adso dijo...

Mmmmm estoy de acuerdo contigo, las tribulaciones de un personaje no van conmigo, estoy acostumbrado a mi vida y la verdad quiero ser el protagonista de mi propia historieta.

Nos leemos.

Peregrino

Eleafar Cananita dijo...

a todo esto y en parentesis, el Gran Consorcio suena a banda de salsa de los anios 70. juaja

El Dueño de los Cajones dijo...

Tomo nota.
Sobre roles y personajes,me quedo conmi escuálidoyo en toda su dimensión. No sé...me agarré cariño.


me gusta tu blog.


Que estés bien.

evargas dijo...

Mi gata tampoco me hace caso...
Todos somos un personaje de alguna novela. Por pudor no digo quién soy o quién me gustaría ser

Suerte!!!

Seamos lecas dijo...

Lov u

Seamos lecas dijo...

Lov u

MAP dijo...

"La vida es un mal guión escrito por un imbécil"

Leído en El Huerto de mi Amada

evargas dijo...

No he visto tu comentario en mi nuevo blog

http://blogs.peru21.pe/sexonosex/2008/07/obligada-a-tener-un-orgasmo.html

Ana && Claudia dijo...

Una vaina...

Una cosa es no querer ser como los personajes interesantes... y no gustar de ellos; pero, el interesante es el que gusta y los otros.. U_u.. fo con ellos U_u.. entonces?... fo con uno mismo si no eres personaje interesante?



Mi cabeza ha hecho cortocircuito!

U_U.. Mucho calorcito, creo U_U



Besos, Clau

Superchick dijo...

Me encantó todo lo que escribiste.


Xoxo

Chika migraña dijo...

Y yo
y yo...

que canción tengo

[ esteee... ya me arrepentí de preguntar :/ ]

Chika migraña dijo...

Regina
Regina

Recuerda que somos un guión de Almodovar tirado a la basura xD

[él se lo pierde]

Seamos lecas dijo...

Ahora yo dire: POSTEA PEE

Carlitos 7.9 dijo...

Mi perrita es genial y canta mejor que yo. Si no la saco se caga en la sala
Lo de Wilt parece bueno pero no estoy con ganas de leer estos meses y seguro deberìa hacerlo porque despues no tendre tiempo.

AntonellaB. dijo...

recomiendame un libro

OKIPERU dijo...

Algo es algo... yo me identifico con los pobres diablos de Ribeyro.
Já.

Saludos

(La Guerra del Fin del Mundo es alucinante desde la mitad hacia el final... disfrútala)

HENRY FLORES dijo...

prefiero: "Jumping Jack Flash"

saludossssssssssss

Cynthia dijo...

Leyendo tu post me acorde lo que dijo una vez Woody Allen: "si Ud cuenta la historia de una pareja que va a la playa y la pasa bien, no esta contando una historia. Ahora, si me dice que la pareja fue a la playa y al marido se lo comio un tiburon gigante que salio de la nada y que la mujer salio del mar sin una pierna clamando ayuda...bueno, ahi la cosa se pone interesante"