jueves, 12 de marzo de 2009

"Y el hueso del amor tan roído y tan duro brillando en otro plato". Adiós Blanca Varela (1926 - 2009).

Fue casi casi aspirante a Premio Nobel, pero su muerte pasará desapercibida para el paisito de mierda éste que sigue pendiente del último ampay.



CANTO VILLANO

y de pronto la vida
en mi plato de pobre
un magro trozo de celeste cerdo
aquí en mi plato

observarme
observarte
o matar una mosca sin malicia
aniquilar la luz
o hacerla

hacerla
como quien abre los ojos y elige
un cielo rebosante
en el plato vacío

rubens cebollas lágrimas
más rubens más cebollas
más lágrimas

tantas historias
negros indigeribles milagros
y la estrella de oriente

emparedada
y el hueso del amor
tan roído y tan duro
brillando en otro plato

este hambre propio
existe
es la gana del alma
que es el cuerpo

es la rosa de grasa
que envejece
en su cielo de carne

mea culpa ojo turbio
mea culpa negro bocado
mea culpa divina náusea

no hay otro aquí
en este plato vacío
sino yo
devorando mis ojos
y los tuyos.

(De Canto villano)

5 comentarios:

AntonellaB. dijo...

cayó el invierno en lima

Augusto Rubio Acosta dijo...

la muerte de varela seguro a casi nadie le importará en este puto perú que todo lo ve televisión basura. no importa, no se necesita la tv ni los medios planos vendidos para que unos pocos sepamos lo que balnca varela siempre vailó

i.m.

Flucito dijo...

Como dice el titular de EL Comercio: Nos quedamos sin palabras...

San dijo...

Aquí otro poema de Blanca Varela que acabo de leer en otro blog:
(p.d:la última parte del poema es preciosa)
Nadie nos dice cómo
voltear la cara contra la pared
y
morirnos sencillamente
así como lo hicieron el gato
o el perro de la casa
o el elefante
que caminó en pos de su agonía
como quien va
a una impostergable ceremonia
batiendo orejas
al compás
del cadencioso resuello
de su trompa
sólo en el reino animal
hay ejemplares de tal
comportamiento
cambiar el paso
acercarse
y oler lo ya vivido
y dar la vuelta
sencillamente
dar la vuelta.

Gamero dijo...

...

cuando nada quede de ti y de mí
habrá agua y sol
y un día que abra las puertas más secretas
más oscuras más tristes...

Hasta pronto Blanca...