miércoles, 1 de abril de 2009

Día uno

No hice nada. NADA.


Me la he pasado frente a la computadora leyendo las columnas de Bayly y Beto Ortiz en Perú21. Me he jurado nunca abrir mi correo personal aquí. Ahora tendré uno de esos correos horrorosos con mi nombre en clave y el servidor de la empresapuntocom.


Quise ver a la chica que me gusta y no la encontré.


Mi nuevo jefe parece amable. No sé si me caerá mal o me caerá bien. En realidad no es mi único jefe, tengo como tres más, pero a él lo veré más seguido. Parece que cuanto más grande la empresa más jefes puedes tener.


También he conversado con C. y mis nuevos compañeros y he cogido un libro del archivo para repasar. Hemos coordinado horarios de reuniones y reglamentos internos, y me he puesto un tanto nerviosa cada vez que alguien entraba a solicitar nuestro servicio porque no tengo ganas de que me pongan a prueba desde el primer día.


Pero todo eso ha sido un conjunto de minucias entre las horas de vagancia, entre tomar el desabrido café descafeinado de la vendomática y mirar el cerro que rodea la mitad de este lugar. Seis horas en total.


Escribo esto en mi libretita Loro mientras espero que me traigan el almuerzo en la cafetería. Hay gente conversando, tomando frapuccinos, escribiendo en sus laptops, hablando por celular. Lo usual. Tengo una bonita vista desde aquí, el mismo cerro desnudo que vi desde la oficina. Ojalá no la frieguen construyendo otro edificio más en el terreno y me tapen la vista. Me gusta este lugar, tiene aire un poco más limpio que el resto de la ciudad. Es solitario y a la vez está lleno de gente. Me ponen ansiosa los lugares solitarios pero también me ponen ansiosa los sitios donde sólo hay gente, mucha gente. Esto de aquí es un equilibrio delicado. Puedo olvidarme de la sensación de claustrofobia que me producen los edificios que me rodean mirando ese cerro hermoso libre aún de la asquerosa arquitectura chicha. Pero también puedo calmarme de la inquietud del silencio gracias a la compañía anónima del diario enjambre estudiantil.


Ojalá no construyan otro edificio y me jodan la vista y la calma. No he debido leer a Bayly y a Ortiz. Son un par de payasos con cuchillitas oxidadas. Te tasajean el alma a la mala. Te destripan de cuajo mientras te ríes de sus chistes de circo barato. Te quedas con el alma licuada. Estoy jodida y la vista de este cerro me tranquiliza un poco, más que la valeriana obligatoria de las mañanas.


Me acaban de servir el almuerzo. El jugo surtido es el más aguado que he tomado en toda mi vida y sabe a cualquier fruta que no se usa en un surtido. No he probado aún el pescado a la plancha. La comida de las otras mesas parece alimento de preso, pero creo que igual voy a volver aquí, porque me gusta almorzar y escribir a la vez, todo frente a ese bonito cerro que espero no me oculten en nombre de la encopetada institución que me para la olla.


Yo quiero morirme ahorita pero ese cerro está allí hace años con concha ancestral. Entonces ya no quiero morime aunque quiera morirme. Tengo ganas de escribir un cuento optimista. Mejor dicho, quiero tener la capacidad de escribir un cuento optimista. Quiero patearle las bolas a esos que se jactan de escribir mejor con depresión. Se escribe mejor cuando no se tienen ganas de morir. Yo quiero escribir un cuento optimista y bueno y quiero dejar de querer morirme. ¿Se podrá?


Al regreso, la radio de la couster ha pasado The man who sold the world en versión de Nirvana. La he cantado en voz alta como en los días despreocupados de secundaria. Hace sol. Hay una chica guapa sentada a mi lado. Hace sol. Quiero escribir un cuento optimista. Hace sol y es un bonito día. La chica guapa y yo nos hemos bajado en el mismo paradero. Hace sol. He terminado de escribir esto en el muro de un semáforo de Salaverry. Hace sol y todo esto es una extraña forma de estar triste.

29 comentarios:

Gamero dijo...

He leído con detenimiento y he vislumbrado algunas respuestas q no buscaba.
De todo lo leido puedo decir...

a) Ahora entiendo el porque del nombre de tu blog.

b)Que ya las ganas de morir esta tan manoseada...q las ganas q tenia se disipan. Supongo q debe haber algo más...q nos libere. Solo el arte develará ese misterio...o talvez ya hayas visto la respuesta en forma de cerro.

c)Me gustaría leer ese cuento... un cuento optimizta ...hijo de tiempos depresivos.

reinadecapitada dijo...

Gamero: me da curiosidad ¿por qué crees que le puse ese nombre al blog?

El cuento no me sale aún. Al regresar a casa ayer se me ocurrió un cuento triste y cruel. Me siento mal cuando se me ocurren cosas así.

Carlitos Lavida dijo...

NO hacer nada es tan importante.
En Lima a veces no falta una chica bonita, no me gusta la palabra guapa.
A ver si nos vemos un día de estos y ya no tengo que imaginar el cuadro y el paradero y el surtido y cantamos la de Nirvana o calquiera de Nubeluz, pero bajito bajito , eso si, como escribiría Bryce , para no sentir que morimos un poco.

Gamero dijo...

Uhmm... mi teoria es muy sórdida... tanto o más q la q tengo de reinadecapitada. Quiza no sea conveniente decirtelas aún, q se yo... puedo reservarme mis hipotéticos y alucinados conceptos no? En todo caso ya algún día te los diré en privado, por q aquí hay mucho curioso.

Los cuentos tristes y crueles me gustan, quizá por que el origen de ellos sean alegrias y bondades inconclusas. Ellos siempre tienen desenlaces inesparados...vamos dale no más...y no te sientas mal.
Tomamé de ejemplo... q seria de mi si me anduviera sientiendo mal por cada teoria q me formulo en la cabeza...jejeje.

Flucito dijo...

Regina, tendrás que quitarte esas ganas, ponerte mejor ropa, comprarte una laptop y dejar de mirar el cerro si piensas permanecer en ese lugar por mucho tiempo sin volver a sentir esas alegre tristeza.

K. dijo...

Bueno, vamos finalmente a libar o què?
Creo que es un buen momento. Libar, fumetear, pasear o algo.
Sigues teniendo mi tlf?
Me llamas?
(yo pai, he perdido el tuyo)
Manifièstate,
K.

K. dijo...

Oye recièn leo bien el post. Què bueno que està. De verdad. Buenazo.
El mièrcoles 8 hay un tributo a Nirvana en Cailloma. Iba a ir sola... quieres ir conmigo? El jueves es feriado.
No se si soy una chica guapa, pero pogueo bien.
jjj.
Te estima,
K.

K. dijo...

Yo quiero morirme ahorita pero ese cerro está allí hace años con concha ancestral...
AAAAAAAAAAAAAAAjajajajajaja! Maestra, asì es pues, grande la pachamama. Aguante y escriba hermana. Pero ya escriba un proyectito.
Y sì pues, què tal raza el facilismo. Es mucho màs difìcil escribir algo con un final feliz. Yo tambièn quiero escribir cuentos felices y a la mierda los antidepresivos que pfizer se muere por venderme.
May con ello.
Abrazo.
K.

reinadecapitada dijo...

Gamero: mi blog se llama Intolerancia a la lactosa porque, efectivamente, soy intolerante a la lactosa, desde chiquitina, pero admite que hay también un doble sentido en el asunto.

Carlitos: quisiera que mi vida vuelva a ser tan sencilla como cuando cantaba fin de semana fin de semana

Flu: mi tristeza es cualquier cosa menos alegre.

K.: me alegra que vuesamerced pase por estos lares. no puedo ir a lo del miércoles 8, tengo salida familiar, aunque me encantarìa poguear contigo. ya te paso yo mi fono o te pego una llamada, nos debmos un café hace meses. MESES.
te alegrará saber que he decidido mandar a la mierda las pastillas y no seguir engordando la cuenta de pfizer y farmindustria.

isabgc dijo...

Una tristeza alegre o una alegria triste, Me encantò tu post, Regis, estàs por SAlaverry? Dónde trabajas? a lo mejor estamos cerca? :P

Isa

Gamero dijo...

Seee hay mucho doble sentido...y con sentido... pero me gusta...al menos estimulas la imaginación del lector.

Por cierto... por q no nos invitas a todos...y salimos un grupaxo...y vamos a latear por ahi y charlamos de la intolenracia a la leche o de Nirvana y de los cuentos sin inicio ni final...o de los cerros q nos rodean y de conchas ancestrales... vamos di q si...

Pierre dijo...

Regina, que raro. hoy yo iba en el bus y también pusieron THe man who sold the world

me ha gustado mucho tu post regina. no, mentira, es más que eso. necesitaba leer algo así hace tiempo. parece raro pero la gente ya no es optimista sabes? el deseo de ese cuento me sabe tan bien como los panes con queso y cocacola que me estoy empujando ahorita

cual es ese cerro del que hablas? por donde estás trabajando?

me tinka que podrías escribir un libro como: lo peor de todo

miguelangel te tiene linkeado como: cuando despertó, su vesícula seguía alli. cada vez q lo leo me da risa
lo siento

pd
y sobre lo de los libros, te diría que puedes leer desayuno en tiffany's con toda confianza, es triste, pero tan paja, que vale la pena. es como cuando te enamoras en la calle por 10 segundos. sólo eso

reinadecapitada dijo...

isa: chambeo en una universidad. no diré nombre ni zona. pero supongo que ya sospechas por dónde ando.

gamero: sería paja tener el estado de ánimo para decir: a los miserables cuatro gatos que leen este blós "mao a poguear con cumbia". pero estoy en estado antisocial y tengo bronquitis. :(

pierre: préstame lo peor de todo, tenemos que intercambiar libros de nuevo.

Edadsol dijo...

regina del mal ahora tienes mejor chamba que la mia te odio

nada mas.

pd.

tu no escribres cuentos tristes
escribes cuentos renegones y a mi siempre me han dado risa quizas sea la tragicomedia tu fuerte no se.

yo tambien quiero intercambiar libros !!

Flucito dijo...

Te entiendo, últimamente siempre que escribo, la cago.

Gamero dijo...

Hey soy un gato más...pero no me siento tan miserable...
Quizá lo sea cuando llegue el momento de poguear con cumbia...q ojala no sea nunca.
Bueno solo era una idea...anti antisocial.

Saludos.

- carla - dijo...

me gusta tu blog... y pone mucho.

Eve dijo...

Oe, ¿y por qué te sientes mal cuando te quieren salir cuentos terribles?, si bien es cierto, escribir cuentos desde la miseria no es lo mejor del mundo, son parte de las historias por contar sista. Se cuenta lo bueno y lo malo. Yo preferiría que todas mis historias cortas tuvieran finales felices, pero entre que la vida tiene bastante de mierda y las mujeres son tan complicadas!!!! pues, tengo desde historias de terror hasta cuentos que empalidecerían a las que escribían en los "Vanidades" de los 70's. Escribe hija, escribe igual.

K. dijo...

oye en intolerancia tienes seguidores, còmo harìamos?

Seamos lecas dijo...

Q bueno q no tengo bolas.

miguel dijo...

jaaa, yo trabajo en una librería en la que se venden los libros de los autores del primer párrafo. vendoooo vendoooo!!!

Héctor dijo...

Hola Mujer
Aqui te escribo teniendo la vista de un cerro y un lago. Despues del pasear al perro y por conexiones (no incluye facebook o Hi5) vengo a dar con tu blog. Ha sido mas que chevere ver que escribes tan bien como siempre, como cuando aquella vez escuche la lectura de tu cuento ganador para el Ecarte. Solo pasaba para saludar, mientras la idea de seguir leyendo me invade (como los gringos en medio oriente).
Besos y saludos del Perfido y Traidor, ademas de ser el Hombre de malos sentimientos!
(Esta compu no tiene pa' poner tildes por si acaso).

Regina LC dijo...

¿eres tú, héctor, el que me dejó para casarse con otra? xDDDDDD

Héctor dijo...

Asi es corazon parchado, pero no te deje, simplemente no deje que supieras que me casaba con otra ... jajaja. Saludos desde aqui!
(No cerca del cerro, pero si del lago)

Regina LC dijo...

¿DÓNDE MIÉRCOLES TE HAS METIDO? ¿POR QUÉ DESAPARECISTE DEL FACEBOOK??? ¿¿POR QUÉEE???

ni siquiera me dejas la oportunidad de un reencuentro romántico en lima en la combi de turno xD

Héctor dijo...

Estimada, el aroma matutino a jabon rexona y dioxido de carbono de la combi jamas se me borrara de la memoria (ademas lo tengo impregnado en el polo que llevaba ese dia y bien guardadito lo tengo).
Pero ten la seguridad que cada combi que tu tomes, me recordaras y yo seguire leyendo tu blog para complementar recuerdos casi romanticos de los dos!

Regina LC dijo...

Yo recordaréeee tu recordaráaaaas


en un toquepala sale nuevo posteo del horno... regrese en media hora xD

Héctor dijo...

Estare esperando el posteo con ansias. Pero tengo que ir a doblar la ropa y planchar algo mientras espero!
Ya regreso

Regina LC dijo...

¡listo el pollo!